Las siete Maravillas del Mundo Antiguo

Templo de ArtemisaMucho se habla de las famosas Siete Maravillas del Mundo pero en realidad no siempre las podemos mencionar rápidamente ni recordar qué características tenían.

Este artículo es el primero de una serie en donde trataremos de aportar nuestro granito de arena para conocer un poco más en detalle estas fabulosas obras de la arquitectura humana. En esta oportunidad veremos cómo se llegó a la lista definitiva.

Historia de las siete Maravillas del mundo

Lo primero que se nos ocurre es pensar cómo se armó la lista. No se sabe con seguridad quién hizo la primera selección de los monumentos, pero se sospecha del poeta Calímaco de Cirene, autor del libro «Sobre las maravillas de todas las clases reunidas por lugares».

Antípatro de Sidón, se considera actualmente la fuente principal, nos deja una descripción sobre estos lugares emblemáticos:

He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce Babilonia, que es una calzada para carruajes, y la estatua de Zeus de los alfeos, y los jardines colgantes, y el Coloso del Sol, y la enorme obra de las altas Pirámides, y la vasta tumba de Mausolo; pero cuando ví la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esos otros mármoles perdieron su brillo, y dije: «Salvo desde el Olimpo, el Sol nunca pareció jamás tan grande»

También encontramos a Gregorio Nazianzeno, el Teólogo, quien en su tratado «Siete espectáculos del mundo» describe:

A la Tebas egipcia, con sus múltiples templos; los muros de Babilonia, que protegían una codiciada ciudad, el sepulcro de Mausolo; el conjunto de pirámides, el coloso de Rodas, el capitolio de Roma y el monumento de Adriano.

Durante la Edad Media encontramos textos que mencionaron treinta maravillas, como el texto que se lee en el Codex Vaticanus 989 (del año 1300). En el Renacimiento, la influencia clásica sostuvo el número de siete, defendido por Ángelo Poliziano en el siglo XV.

En el siglo XIX se publicó en Francia una colección de libros que recibió el nombre de «Biblioteca de maravillas», entre los cuales se destaca Las maravillas de la arquitectura» (1865) de André Lefevre, que incluyó edificios celtas, micénicos, judíos, asirios, pérsicos e indios: desde los monolitos de Carnac, pasando por la Puerta de los leones o Tebas hasta los templos de Shiva.

 
La lista de las siete maravillas del mundo

Finalmente la lista que nos llegó a nuestros días está integrada por las siguientes obras

Las Maravillas del mundo Moderno

En el 2007, una fundación dirigida por el cineasta Bernard Weber propuso cerar una nueva lista de las maravillas del mundo moderno a través de una votación masiva por Internet. En el concurso participaron alrededor de 100 millones de personas que definieron las nuevas maravillas del mundo Moderno:

En los siguientes artículos trataremos con mayor detalle cada una de las Maravillas del Mundo Antiguo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*